Algunos factores importantes en un negocio son: la ubicación de la caja, de los empleados, el movimiento de los clientes, la colocación de las mercancías y tu actitud hacia el cliente.