En los países occidentales, diseñar viviendas respetando los principios del Feng Shui se ha convertido en una poderosa herramienta publicitaria del sector inmobiliario para incrementar las ventas.