El sector Oeste es uno de los más afectados por las energías negativas del 2015.