El Feng Shui y la Riqueza

La pregunta de El Ave en uno de mis escritos anteriores me ha hecho adelantar este post... En él trato de explicar la posición del Feng Shui clásico con respecto al Fast Feng shui.

¿Es verdad que el rincón de la riqueza de una casa está ubicado al fondo y a la izquierda de la puerta principal y que debo pintar sus paredes de rojo para activarlo? Muy a menudo me hacen esta pregunta; la respuesta es ‘Absolutamente NO’

El concepto de que el sector de la riqueza de una casa está al fondo y a la izquierda, calculándolo a partir de la puerta principal, es difundido por la Escuela del Mapa Bagua u 8 aspiraciones de la vida, atribuida a Lin Yung, líder de la rama tibetana de los sombreros negros. Este ‘Mapa Bagua’ está basado en una valiosa herramienta del verdadero Feng Shui: El Pakua del Cielo Posterior, pero usándolo como si fuera fijo y aplicándolo por igual a todas las casas sin tomar en consideración ni el tiempo ni la orientación geográfica. Esta rama de feng shui es nueva, nació en los años 70 y difiere radicalmente del Feng Shui tradicional que se practica hace más de 2.000 años. Su principal difusora para occidente es Lilian Too, prolifera escritora de Feng Shui que sabe ‘vender muy bien sus libros’.

Afortunadamente, los 5 Grandes Maestros del Feng Shui Clásico, Eva Wong, Yap Cheng Hai, Joseph Yu, Raymond Lo y Larry Sang, así como sus famosos discípulos se han encargado de rebatir con éxito esta escuela por representar una versión errada y peligrosa del verdadero feng shui.

Dicho lo anterior, veamos por que sus principios son incorrectos. Los que han leído los manuales de feng shui en nuestra sección de miembros, saben que las energías cambian con el tiempo y se miden en períodos de 20 años. Cada período tiene una energía próspera distinta; por esta razón, la suerte de una casa cambia cada 20 años. El Pakua del Cielo Posterior se utiliza para evaluar estos cambios de energía y determinar como cambiará la suerte de la casa según su orientación geográfica y el ‘Período en que fue construida’. Es por esta razón que el Pakua del cielo Posterior es cíclico y cambiante para adaptarse a 9 períodos de tiempo de 20 años cada uno, con 9 tipos de energía regente diferente y 8 orientaciones geográficas distintas, ¿Cómo es posible que esta escuela lo convierta en rígido y aplique la misma formula a todas las casas? ¿Creen ustedes que esto tiene alguna lógica? Sería como afirmar que todos los seres humanos somos iguales que tenemos la misma carga genética y que a todos nos viene bien la misma medicina.

Cada casa es distinta y que sea buena o mala dependerá de su orientación geográfica y del período en que fue construida. El autentico Feng Shui además, divide en 3 cada una de las 8 orientaciones geográficas, resultando 24 tipos de orientaciones. Considerando que son 9 períodos de 20 años cada uno, podemos deducir que existen 144 tipos de casas o estructuras. Además de esto, las energías de cada estructura se comportan de manera diferente en cada casa de acuerdo a la fecha de nacimiento de sus ocupantes. ¿Complicado verdad? SI, pero no difícil, hay formulas establecidas que nos ayudan a entenderlo.

Ahora vayamos al asunto del Rincón de la Riqueza ¿Existe realmente este sitio en cada casa? Depende y a continuación entenderán el por que. Recordemos que ‘riqueza’ en el feng shui no significa que nos volveremos ricos de la noche a la mañana; el termino riqueza se utiliza para referirse al sector o área especifica de una casa que esté recibiendo la energía más prospera, la más vibrante, la Energía Regente del Período en curso. Estamos en el período 8 (2004-2024) y la energía regente viene de la tierra a través de la estrella 8. La energía que regirá el próximo período será la energía del fuego a través del elemento 9 (las energías regentes se identifican con el número del período); esta energía también es wang o próspera, de lo que se deduce que cada casa puede tener al menos dos (2) sectores de la riqueza.

Si estos sectores ‘pudieran activarse’ en las casas generarían prosperidad. Activarlos significa que la energía próspera que reciben esté apoyada por las formas de la casa. Las energías Wang o regentes necesitan movimiento y agua para revelar su característica próspera de lo contrario son inútiles. Esta es la razón fundamental por la que un buen consultor de feng shui siempre debe estar en capacidad de ubicar este sector y recomendar que allí se ubique la puerta principal de una casa y además que se ‘utilice’. Los habitantes entrando constantemente son agua en movimiento, actividad yang que llevarán el chi o energía prospera dentro de la casa.

¿Por que la suerte de las casas cambia cada 20 años? Por las razones antes expuestas; imagínense una casa construida en el período 7 finalizado en el 2004. Su energía regente era el metal a través de la estrella 7. Esta energía ahora es negativa y en consecuencia si la puerta de la casa está ubicada en el sector que la recibe, es casi seguro que las cosas se le van a complicar a sus habitantes. Caso contrario la misma casa pudo haber tenido mal feng shui y ahora cambiar por que su puerta puede estar ubicada en el sector que recibe cualquiera de las dos energías prosperas.

Todo lo anterior nos demuestra que aplicar el Feng shui con una receta única puede ser peligroso. En toda casa o edificación siempre hay por lo menos 4 sectores con combinaciones energéticas negativas. Las mismas se revelan o no dependiendo del uso que se le dé al sector. La mejor protección que existe contra las energías negativas es evitar el uso frecuente del sector y viceversa.

Para concluir les pido que solo piensen en el hecho de que sus casas pueden tener energía destructiva en el famoso sector al fondo y a la izquierda y sin embargo no estarlos afectando ya que por suerte no están activadas. Pero si se les ocurre usar el famoso Mapa Bagua y activar ese sector, bien sea usándolo, pintándolo de rojo o instalando una fuente, puede resultar peligroso. El Feng Shui no debe ser aplicado por personas inexpertas.

Texto: Leyda Ramírez