Feng Shui: La Entrada

Feng Shui: La Entrada

Algunas casas tienen un porche o pequeño espacio antes de ingresar por la puerta principal. En Feng Shui, tener un espacio amplio entre la calle y la casa, es llamado Ming Tang.

Es muy importante que el Ming Tang sea un espacio agradable e iluminado. La traducción al español de Ming Tang es “Vestíbulo Brillante”, lo cual no significa que si colocas varios focos, estará cumpliendo su papel, que es recibir el Qi que llega del exterior, y acumularlo para luego hacerlo entrar y distribuir por el interior.

Mintang

Cuando existe mucha vegetación, entre el muro o reja exterior y la puerta principal, el Qi no podrá entrar, no será capaz de llegar hasta la puerta principal. Una vegetación exagerada oculta y oscurece la puerta, da la impresión de descuido y ocasiona mala suerte a los ocupantes.

Follaje Feng Shui

Una situación similar se presenta cuando tienes objetos al frente de la casa, que no tienen nada qué hacer ahí. Bloquean el paso libre y dan una pésima imagen.

desorden feng shui

En Feng Shui, las ventanas son muy importantes, ya que, además de la puerta principal y otras puertas secundarias, permiten la entrada de la energía hacia el interior de la casa, además de la ventilación.

Las ventanas deben tener un tamaño proporcional al muro y a la fachada en general. Las ventanas muy grandes en una casa habitación no son favorables, ya que dejan pasar demasiada energía Yang (ruido, movimiento, luz) y no permiten que los habitantes encuentren descanso al estar en casa. Las ventanas muy pequeñas promueven la energía Yin (tranquilidad, introspección, oscuridad, sueño) y tampoco son favorables, ya que los habitantes pueden sentirse adormilados en cuanto lleguen a casa y pueden no socializar normalmente porque la casa los “atraparía” en la soledad y tal vez induzcan al pesimismo.

Ventana Feng Shui

Siempre debe haber un equilibrio. Si las ventanas muy grandes están en las áreas activas (sala, cocina, comedor), no son desfavorables. Si las ventanas pequeñas están en las áreas tranquilas (recámara, baño), tampoco serán desfavorables. Lo problemático es la situación inversa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *