Tú dices dinero, el Feng Shui dice prosperidad

Tú dices dinero, el Feng Shui dice prosperidad

En Feng Shui clásico, realmente no hay referencia al dinero como tal. No habla de riqueza, opciones de comercio, mercado de valores o lingotes de oro. Los textos de Feng Shui clásico no contienen consejos para volverse rico. No hay fórmulas secretas del Dragón de Agua o baratijas para potenciar la buena suerte que instantáneamente te harán tan rico que nunca más necesitarás trabajar.

En cambio, en los textos de Feng Shui clásico, muchas de las técnicas e ideas se relacionan a lograr prosperidad. En un contexto moderno, las personas a menudo asocian la prosperidad con riqueza, pero eso no es realmente lo que significa. La palabra prosperar significa crecer con fuerza – lo cual implica más que sólo ser adinerado. Sí, significa tener dinero, pero también significa tener buenas relaciones con aquellos que te rodean y aquellos que te importan.

Significa tener buena salud, estar emocional, psicológica y mentalmente satisfecho y ser feliz, despertando cada día pensando, ¡“la vida es grandiosa”!

Entonces, la meta del Feng Shui clásico siempre ha sido ubicar al individuo en un entorno que sea cómodo, apacible y vigorizante –un entorno que promueva la paz mental, la salud y la comodidad– conduciendo a un individuo más alerta, efectivo y productivo.

Cuando estás en plena forma, te sientes bien contigo mismo y preparado mentalmente para el éxito, entonces puedes identificar las oportunidades, capitalizarlas y realizar tu verdadero potencial. Esto a su vez conduce a logros financieros y riqueza.

Es ridículo pensar que el dinero no es importante. Hay muy pocas personas que no aspiran a una gran riqueza. La mayoría de nosotros, al menos, quisiéramos el santo grial de las finanzas para estar cómodos sin tener que trabajar.
El Feng Shui clásico puede ser aplicado apara ayudarte con tu situación financiera, ya sea para hacer más dinero o para resolver otra clase de problemas relacionados con el dinero. Pero es importante entender que el Feng Shui clásico no es una solución única para todas tus aflicciones o sueños financieros. No voy a darte falsas esperanzas sugiriendo que sólo hay que activar ciertas estrellas y quedarás establecido de por vida.

Realmente tendrás que hacer un esfuerzo –ir a trabajar, pasar tiempo entendiendo tus inversiones o asegurarte que tu negocio tenga un modelo de negocios viable. No importa qué tan sorprendente sea el Feng Shui, es solamente el 33 por ciento de la ecuación. Tu propio esfuerzo (o suerte del hombre) y tu destino (o suerte del cielo) necesitan ser tomadas en cuenta.

  • Autor: Joey Yap
  • Traducción: Lic. Laura Delgado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *