Feng Shui: Organizando tu Espacio de Trabajo

Feng Shui: Organizando tu Espacio de Trabajo

Una de las premisas importantes en Feng Shui es la apariencia, la imagen, lo que ves a tu alrededor, lo agradable, lo bello. Cualquier tipo de espacio de trabajo debe estar ordenado para que puedas desempeñarte apropiadamente y disfrutar de los resultados positivos del buen Feng Shui que estás implementando.

Si acabas de ingresar a una empresa, debes averiguar quién estuvo en ese lugar antes que tú, por qué se fue, ¿lo despidieron? ¿lo ascendieron? La respuesta a esta pregunta te dará una pista sobre el Feng Shui del espacio que acabas de ocupar.

Cuando una persona ha sido despedida, una parte de la situación es causada por la misma persona, pero por otro lado, el Feng Shui de ese espacio no era propicio para desempeñarse.

Aun cuando llegues a una oficina limpia, dedica un par de horas a hacer una limpieza minuciosa en todos los rincones. Puedes usar cualquier método de limpieza física y energética, como vinagre, amoniaco, limón, incienso, etc. Y para evitar que te vean con malos ojos, coloca el líquido en un frasco atomizador y con un paño limpia todo. Tal vez te tilden de maniático de la limpieza, pero eso no importa, mientras el espacio esté despejado de energías negativas acumuladas por los ocupantes anteriores.

Si te es posible, utiliza una campana de bronce y hazla sonar en cada rincón de la habitación. Las campanas de buena calidad y buen sonido “desprenden” las energías negativas que se han quedado adheridas a las superficies físicas.

Pero si la persona anterior fue promovida a un mejor puesto, no cambies la ubicación de los muebles, deja todo como está. La buena energía debe estar presente para haber promovido a quien antes estuvo ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *