Mitos y Realidades del Feng Shui

Mitos y Realidades del Feng Shui

El Feng Shui Clásico busca aprovechar las energías naturales del entorno o Qi para mejorar tu vida y lograr tus metas. Esto se logra a través de la correcta colocación de puertas y la apropiada ubicación de áreas importantes de tu casa como la cocina, recámara y estudio dentro de tu casa basado en las características naturales del entorno externo. El Feng Shui no utiliza objetos o artículos decorativos como cristales, dragones o sapos de resina.

No utiliza espejos Ba Gua sobre tu puerta principal, patos mandarines sobre tu escritorio y perros Fu en tu entrada principal. El Feng Shui no utiliza la limpieza de espacios o la terapia de cristales o usar ciertos colores para «reforzar tu suerte». El Feng Shui Clásico no se preocupa del diseño de tu casa con cierto tipo de plantas, la decoración interior de tu cocina, lo que pones en tu bolso o que número tiene la placa de tu auto o tu casa. Y no hay necesidad de robar tierra del jardín de tu vecino rico para hacer un ‘jarrón de riqueza’.

El Feng Shui Clásico no hace absolutamente ninguna mención de cualquiera de estas prácticas. Estas prácticas están en la línea de lo que llamo ‘Feng Shui de la Nueva Era’ o ‘Feng Shui Pop’. El Feng Shui de la Nueva Era trata más con el efecto psicológico de los objetos y simbolismo que con cualquier otra cosa.

El Feng Shui de la Nueva Era no tiene principios consistentes y su práctica no está enraizada en ninguna teoría o textos clásicos. Frecuentemente, el Feng Shui de la Nueva Era es un derivativo comercializado o versión descolorida de ciertos aspectos de los sub-sistemas de Feng Shui o recortes malentendidos de aspectos del Yi Jing o la cultura china.

  • Texto: Joey Yap, «Xuan Kong Flying Stars Feng Shui».
  • Traducción: Lic. Laura Delgado 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *