Feng Shui: Los Cinco Elementos y las Emociones

Feng Shui: Los Cinco Elementos y las Emociones

Según este diagrama, vemos la relación de los elementos entre sí. El AGUA produce o  nutre a la Madera; la MADERA es la madre del Fuego; el FUEGO nutre a la Tierra; la  TIERRA al Metal; y el METAL produce el Agua. Este es el ciclo de creación o de  producción o “madre-hijo”.

Para mantener el equilibrio en la naturaleza, existe un ciclo de destrucción o control, donde  el Agua “apaga” al Fuego, el Fuego “funde” al Metal, el Metal “corta” la Madera, la  Madera “agota” a la Tierra, y la Tierra impide el desborde o “contiene” al Agua. Así  podemos entender también la relación entre los distintos órganos del cuerpo.

5ElementosEmociones

En relación a las emociones, vemos como la confianza da un sentimiento natural de  valentía, desarrollando la voluntad para crecer, todas estas características del elemento  Agua, que está simbolizado por la semilla o un bebé, es el origen de la VIDA. La patología del Agua produce miedo e inseguridad, o sea, lo contrario.

La confianza produce o nutre un estado natural de tolerancia (el Agua produce la Madera) la tolerancia brinda un sentimiento natural de tranquilidad, lo cual ayuda al libre fluir de la energía del crecimiento, simbolizado por el brote de la semilla. La patología de la Madera produce ira e intolerancia. Así se desarrolla el espíritu de la Madera.

Luego, la tolerancia nutre la creatividad del hombre y la alegría sana de vivir (la Madera produce Fuego) y la creatividad da un estado natural de alegría y concentración; lo contrario ocurre cuando se enferma el Fuego, en que aparecen el aburrimiento y la apatía. Así se forma el espíritu del Fuego.

 Descarga la versión completa en PDF:  LosCincoElementosylasEmociones

  • Texto e imagen: Laura Delgado

2 Comentarios en “Feng Shui: Los Cinco Elementos y las Emociones”

  1. Gertrudis dice:

    Gracias por estos contenidos que fortalecen mi conocimiento. me encanta aprender sobre feng shui, y el contenido publicado es bien explícito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *